• PERIÓDICO LA NOTA

IMSS EMITIÓ RECOMENDACIÓN A MADRES LACTANTES PARA EVITAR CONTAGIO DE COVID-19 AL RECIÉN NACIDO


Ante la emergencia sanitaria por el coronavirus y el paso a la Fase II del COVID-19, autoridades nacionales refuerzan medidas de

prevención, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), recomendó a mujeres en lactancia y a quien cuide a recién nacidos, acatar con rigor las medidas de higiene y aislamiento para evitar contagios.

La jefa del Área de Atención Perinatal en la Coordinación de Segundo Nivel, doctora Diana María González Pérez, dijo que en seguimiento es importante que el recién nacido y la mamá no reciban visitas en casa, esto atendiendo a la indicación de tener una sana distancia.

Personas cercanas al recién nacido deben evitar besos y cercanía con el menor, y cuando la madre vaya a alimentarlo deberá extremar medidas de higiene en su persona, de igual manera evitar los besos en el rostro, manos y pies del bebé. La especialista del IMSS sugirió que en cada cambio de pañal, se realice un aseo general al recién nacido únicamente con agua tibia, con especial cuidado en la cara y las manos, no se debe de utilizar algún tipo de jabón o gel antibacteria porque puede lesionar su piel.

González Pérez señaló que en el primer mes de vida del bebé, no se debe sacar de casa al menor, y se debe evitar el contacto de cualquier visita; ya que los recién nacidos son un sector vulnerable.

En caso de que la mamá resulte positiva por Coronavirus, médicos especialistas deberán practicarle una prueba también al pequeño y su evaluación será en función a que tenga o no datos clínicos de la enfermedad. Si la madre lactante presenta alguna infección leve y el médico prescribe que puede estar en su casa, lo hará bajo los siguientes cuidados: usar el cabello recogido, lavar las manos frecuentemente mediante la técnica cinco de cinco (mojar, enjabonar, frotar, enjuagar y secar), usar protección en nariz y boca para no contaminar al bebé e higienizar los senos para amamantar al recién nacido.

En caso de que la madre no pueda hacerse cargo de su hijo, el o la cuidadora deberán seguir todas las medidas de higiene como lavado de manos, toser y estornudar en el ángulo interno del brazo, no saludar de beso o mano y, sobre todo, no tocarse la cara.