• PERIÓDICO LA NOTA

NO HAY LEY SECA EN JALISCO


El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, desmintió que esté prohibida la venta de alcohol.

Tras varios comentarios en redes sociales y dudas de los ciudadanos sobre la prohibición de venta de alcohol en Jalisco por motivo de la contingencia sanitaria, el gobierno del estado informó que hasta el momento no se ha implementado ninguna “Ley Seca”. Este martes por la mañana el gobernador Enrique Alfaro detalló en la rueda de prensa que comercios dedicados a la venta de productos no esenciales estarán cerrados al público a partir de este miércoles a las 19:00 horas. Esto incluye las vinaterías, bares, cantinas y otros comercios en el que se concentren personas, esto para cumplir con la alerta sanitaria decretada a nivel nacional.

A pesar de que bares, cantinas, vinaterías y otros lugares de consumo de alcohol estarán cerrados hasta el 30 de abril, el gobierno estatal aclaró que esto no quiere decir que haya una “Ley Seca” por lo tanto, establecimientos que tengan como giro comercial la venta de alimentos (tiendas de abarrarotes y autoservicio) podrán ofrecerlos siempre y cuando tengan el permiso debido.

El gobernador comentó: “Es muy importante entenderlo, los sectores fundamentales de la economía, lo que está permitido… la industria de distribución de alimentos y bebidas no alcohólicas, mercados de alimentos, supermercados, tiendas de autoservicio, abarrotes, venta de alimentos preparados, incluyendo restaurantes, servicios de transporte de pasajeros y de carga”. También están permitidas las actividades laborales necesarias para atender la emergencia sanitaria como las farmacias y las industrias que las laboren medicamentos.

Por otra parte, autoridades municipales y elementos de Protección Civil vigilaran las calles para recordarles a los ciudadanos que deben permanecer en casa ya que en Jalisco no hay toque de queda ni sanciones a los que no obedezcan.

Por último, añadió que habrá más de 100 inspectores de la Secretaria de Trabajo los cuales estarán alertando que los negocios “no esenciales” se mantengan cerrados y si no cumplen con estas mediadas los negocios serán multados e incluso clausurados.