• Sonia Aréchiga

EL MILAGRO DE LA VIRGEN DE LA CANDELARIA EN LA EX HACIENDA DEL CABEZÓN

Ángel Raméz es un destacado Diseñador de Modas de 26 años originario de la Ex Hacienda del Cabezón, actualmente es el director creativo de la marca Raméz, ha destacado en concursos como Nuestra Belleza México, incluso antes de estudiar Diseño de Modas logró reconocimientos por sus diseños en este concurso, participó en Barcelona y su diseño quedó como uno de los ganadores.


Sin embargo, ha sido su pasión y su entrega al realizar el vestido de la Virgen de la Candelaria durante las fiestas patronales de la Ex Hacienda del Cabezón, por lo que se ha ganado el cariño y la admiración de la población de Ameca.


Ángel es un joven de fe, y recuerda con emoción el primer año que diseñó el vestido de la Virgen de la Candelaria en el año 2013:

“Precisamente la primera vez que yo realicé un vestido para Nuestra Madre, fue porque cuando yo me inscribí al concurso de Nuestra Belleza en los trajes típicos, era un sueño que yo quería tanto, que yo le pedí a la virgen que si ella me permitía entrar a esa competencia yo le regalaría dos vestidos, uno hecho con maíz liso que es el maíz de una leyenda famosa que le pertenece a nuestro pueblo y donde ella es la protagonista de un milagro y el segundo sería de gala.


“Entonces una vez que yo regresé de la competencia de los trajes, decido cumplir mi promesa y voy a buscar al padre, para poder regalarle esos vestidos para la próxima fiesta patronal”.


A pesar de las negativas del Señor Cura de aquel tiempo, el joven obtuvo el permiso para diseñar el vestido. Desde su cariño, respeto y admiración hacia la imagen divina, Ángel realizó aquellos vestidos lleno de incertidumbre y convencido que quería crear algo digno de la belleza de la imagen de la Virgen; describió cómo su mente y manos para crear fueron conducidas como por algo divino y cada material era puesto en su lugar, como si él únicamente fuera la materia para hacer aquel vestido de maíz, primer diseño del joven donde no necesitó realizar un boceto y el resultado fue admirado por todo el que se posaba a los pies de la Virgen de la Candelaria.



Hace poco el joven vio que el vestido de maíz liso lo portaba una imagen peregrina de la Virgen de la Candelaria, por lo que acudió a la parroquia y observó que el maíz se mostraba sano y no tenía ni una picadura, algo que con los años debió haber ocurrido, por lo que él afirma que la única explicación posible es un milagro.


“Para mí, haber diseñado aquellos dos primeros vestidos para la virgen fue lo máximo, es algo que no puedo explicarte cómo se siente... es como una emoción inmensa y una dicha el saber que crearé algo para ella… en ese momento por ser los primeros que haría era como mágico, no sé cómo explicarlo de verdad.

“De esos dos vestidos que realizamos el que más me hacía ilusión era el de maíz liso, porque nunca en la historia alguien le había hecho un vestido con maíz y lo realicé justamente con el mismo maíz del vestido que llevé al concurso de Nuestra Belleza México.


“Si me preguntas de todas las veces que la he vestido ‘cuál es mi favorita’, te diría que esa con el vestido de maíz, esa vez nunca en la vida la voy a olvidar, cuando nos hicieron pasar a verla de cerquita (en la vida la había visto tan cerca), ella se veía preciosa y no era porque yo hubiera hecho el vestido, es que de verdad se veía diferente: ella brillaba y olía a flores. Juro por mi vida que olía a flores yo no sé si las demás personas lo notaron, pero era mágico.


“A partir de ahí y a la fecha cada año le he realizado alguna creación para sus fiestas patronales, ya sea por donación propia o porque algún donante me busca para que yo realice el vestido”.

Desde el 2013 Ángel Raméz ha vestido a la Virgen de la Candelaria, únicamente ha fallado un año y recuerda que las veces más especiales han sido la primera, cuando realizó el vestido de maíz; el año pasado 2020 porque él soñó el diseño.

Los de este año son muy especiales, así lo expresó Ángel:


“Pero los de este año son bien especiales, porque el que ya tiene, tiene que ver con la pandemia y el otro es diferente. El amor y la pasión que tanto yo, como mi equipo de trabajo le ponemos a cada uno de los vestidos de Nuestra Madre, sigue siendo el mismo o incluso podría decirte que ha ido creciendo, es bien mágico crear para ella y tenerla cerca y mirar su carita hermosa que parece que sonríe, y sus ojos que son azules pero los ves fijamente y tienen otros colores.


“En cuanto al trabajo la diferencia si ha sido gigante, la calidad de los materiales ha ido en aumento, no hace tanto tiempo encontré materiales que se utilizan especialmente para imágenes religiosas y son muy hermosos y fue ahí cuando comencé a utilizarlos y el trabajo destaca muchísimo más, he aprendió técnicas nuevas de bordado que hemos implementado en los vestidos de ella como el vestido del año pasado que tiene una técnica de bordado que aprendí con un maestro del bordado originario de chile, esa técnica de bordado es preciosa, utilizada por la marca Chanel.


“Los vestidos de este año no son la excepción son preciosos y la calidad de sus materiales ni se diga, el principal bordado en ambos son unos lienzos de pedrería creados y traídos de la India, destiné un lienzo para cada vestido y a partir de ellos realicé la inspiración y la manipulación para darle vida a cada una de las creaciones.


“Es importante comentarte que los vestidos son obra de mi imaginación y la parte creativa y el montaje corre por mi cuenta, pero no trabajo solo, gracias a todo el equipo de trabajo, ellas se encargan de bordar, de armar.


"En esta ocasión el vestido lila el que ya publique es una donación del taller y mía y el segundo vestido es también una donación del taller y de un donante anónimo.


“Este año la inspiración del vestido lila es la situación actual que el mundo está viviendo, lo he llamado Refugio Mariposa, en el vestido represento al ser humano con las mariposas, donde plasmo la búsqueda de un refugio para su alma, cómo el ser humano necesita sentirse más protegido en estos momentos por todo lo que está pasando. Todo en el vestido tiene un porqué (...) hay muchas mariposas en todo el vestido, pero en la capa, si le pones atención las mariposas están volando hacia arriba, hacia la virgen, ese es el claro ejemplo del refugio mariposa, donde las mariposas están buscando cómo llegar a la virgen y van en búsqueda de la protección y el corazón de nuestra madre es lo único que es de otro color porque yo quería que resaltara para poder representar eso: el corazón de Nuestra Madre.



“Este vestido lila ha sido de los más complejos, porque tenía el material y la idea no me fluía y me costó más trabajo hasta que comencé a contar una historia y fui acomodando el bordado contando esa historia y así la idea fue fluyendo y el resultado final me encantó”.


Finalmente el joven diseñador dijo que ha creado nueve vestidos para la Virgen de la Candelaria, de los cuales tres han sido donaciones de alguna persona porque les ha hecho algún milagro o favor.


Entradas Recientes

Ver todo