• PERIÓDICO LA NOTA

ATERRIZÓ EN CIUDAD DE MÉXICO EL AVIÓN PRESIDENCIAL


Alrededor de las 2:30 de la tarde de día de ayer, aterrizó el avión presidencial TP-01 al Aeropuerto Internacional “Benito Juárez” de la Ciudad de México, luego de que por más de año y medio estuviera resguardado en un aeropuerto de California.


El avión realizó un viaje de más de 3 horas y fue tripulado por miembros de la Fuerza Aérea Mexicana, la aeronave será resguardado en el hangar presidencial en espera de que se concluya la oferta de compra, de la que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador informó en su conferencia de prensa que ya se entregó un adelanto.


En Palacio Nacional, el mandatario federal adelantó que el próximo lunes la reunión del gabinete de seguridad y la conferencia de prensa se realizarán en el hangar presidencial para conocer el interior del avión.


El avión fue adquirido por el expresidente Felipe Calderón, en julio de 2012 anunció su compra. La aeronave llegó a México en el 2016 y fue Enrique Peña Nieto quien lo usó por dos años.


Peña Nieto lo usó para trasladarse a 98 destinos nacionales y 33 internacionales. En promedio, en cada viaje nacional se gastaron 130,000 pesos de turbosina, y todas las visitas del avión al extranjero representaron un gasto total de 63.7 millones de pesos, entre combustible y pago de impuestos aeroportuarios.


De acuerdo con el Estado Mayor Presidencial, en su mantenimiento y conservación se habían gastado, de febrero del 2016 a julio de 2018, 32.8 millones de pesos, es decir, unos USD 700 anuales.