• DANIELA ZEPEDA

ESCUELA DE CHARRERÍA ANGÉLICA GRANADOS EN VILLAHERMOSA


La Asociación Nacional de Charros define la charrería como la práctica de la equitación a la usanza nacional y de las diversas formas de jaripeo, así como una de las tradiciones mexicanas más representativas en la que se exalta el valor, la intrepidez y la hombría del charro, además del brío y la estampa del caballo, enmarcados en una fiesta de música y color. Esta disciplina les requiere de una gran pasión, de muchas horas de práctica y de una gran condición física.

Se realiza en "Lienzos Charros" que son instalaciones especialmente diseñadas para su práctica junto con un caballo y un jinete denominado “charro”.

Hablar de las “Suertes” en la Charrería, es hablar de una Charreada, en donde se ve el desarrollo de las 9 suertes que están consideradas de competencia: Cala de Caballo, manganas a pie, piales en el lienzo, coleadero, manganas a caballo, terna en el ruedo, jineteo de toro, paso de la muerte, jineteo de yegua, escaramuza.

En Villahermosa, comunidad perteneciente a Ameca la iniciativa de Angélica Granados que comenzó hace cinco años, se materializó en enero de 2018 en la creación de la “Escuela de charrería Lic. Angelica Granados Flores”.

La Directora Angélica nos comentó que su sueño como escuela es que los alumnos compitan a nivel nacional y pongan en alto el nombre de Ameca, que sean reconocidos como verdaderos amantes del deporte nacional y que nació en Jalisco

“que los niños vayan a participar, que empiecen a competir, que en su categoría sean los mejores y dominen las suertes, los niños dan sorpresas, aprenden muy rápido, lo auténtico y lo transparentes que son los niños, te dicen las cosas tal cual, el don que tienen los niños espero nunca se pierda”.

Además de la escuela tiene a su cargo el carrusel Charro Villahermosa, Las niñas y niños de caballito de palo que han participado en diversas competencias y la Escaramuza Charra Villahermosa:

“las niñas y los niños de caballito de palo, han estado en eventos importantes y campeonatos nacionales, el año pasado estuvieron en Puerto Vallarta, en la clausura estuvieron ellos como espectáculo”.

Estiman que en Agosto ya pueden competir de manera completa en todas las suertes pues ya saben hacer piales y manganas, el alumno más pequeño de la escuela tiene 3 años. Aunque la convocatoria al principio fue de cuatro a 18 años se abren las puertas a quien quiera aprender;

Angélica tiene 29 años dedicada a la charrería y era su sueño abrir una escuela :

“ siempre ha sido mi sueño, en Ameca he trabajado con la escaramuza, nunca había habido un grupo de muchachas y así empezaron a arrimarse más personas, lo que yo quiero es darle las bases a los niños, que no sean charros de desfile, ahora que estan chiquitos el gusto es para más”.

Gabriel García López, Un alumno de la escuela compartió sus expectativas y el porqué ingreso

“Me invitó un amigo, empecé en enero, espero aprender cosas nuevas, es un deporte y quiero aprender a hacer manganas, pasadas y pues ir a torneos con mis compañeros”.

La escuela tiene alumnos de Ameca, de San Martín, de las comunidades de Santa Cruz, el Cabezón, Puerta de La Vega, La Esperanza y Los Amiales y ha recibido el apoyo de mucha gente, las sogas, sombreros, albardas y demás han sido donadas; Los habitantes de Villahermosa apoyaron para rehabilitar el lienzo,

El horario para la escuela de charrería es de 10:00 a 13:00, en el caso de las escaramuzas el horario es de 09:30 a 11:30.

Los charros deben cumplir con un reglamento para la práctica de su deporte y la vestimenta. Cuentan incluso con un riguroso protocolo para iniciar las celebraciones y los encuentros entre equipos.

#ESCUELA #CHARRERÍA #VILLAHERMOSA #ANGÉLICAGRANADOS