• DANIELA ZEPEDA

FERNANDO PINZÓN Y EL MARIACHI NUEVO JALISCO


Hace 33 años comenzó a escribirse la historia de un grupo de músicos, intérpretes de la música vernácula, sin más que sus instrumentos, un pantalón negro y una camisa blanca comenzaron a buscar trabajo recorriendo las calles de Ameca a pie, visitando restaurantes ofreciendo su servicio y con una mala fama que los precedía.

El fundador del Mariachi Fernando Aguirre Pinzón comenzó en la música a los 16 años formando parte del Mariachi México de Pepe Villa, en el que permaneció 20 años, el miembro más joven y con formación musical pues tomó clases desde los ocho años, se convirtió en pieza fundamental en su agrupación y con ellos tuvo la oportunidad de conocer varios países y de presentarse a lado de grandes intérpretes.

Su última gira la realizó con el Ballet Folclórico de Amalia Hernandez “Yo era director musical del ballet, hicimos una gira a Francia y a Estados Unidos, mi hijo el chiquillo se quedó a cargo del mariachi, me invitaron con el mariachi los tecolotes, es una disciplina muy dura, yo anduve todo Estados Unidos pero no reconozco nada”

Nos comentó también de la primera vez que fue de gira y cómo vivió esa experiencia en el extranjero: “ la primera vez que fui de gira iba la banda del Recodo cuando apenas estaban empezando, todos los instrumentos bien viejos, la tambora parchada, era música de viento, andaba Vicente Fernandez, traiga botas vaqueras, ahí iniciamos y yo los acompañe a grabar a Vicente, a Gerardo Reyes, a Lucha Villa, a José Alfredo Jiménez, Los polivoces”.

Uno de los viajes que más recuerda en su estadía en el Mariachi México de Pepe Villa es cuando visitó Cuba y aunque tuvo la oportunidad de quedarse una semana más asegura que prefieren regresar a México pues la situación en ese país era complicada : “nos dijeron ¿se quieren quedar una semana más? para que se diviertan y nosotros pues no, porque en ese tiempo que fuimos a Cuba estaba la cosa muy fea, el presidente Echeverría nos dijo que nos pagaba todo, pero está la guerrilla, le llevaron a Fidel Castro una fiesta mexicana y fue Maria de Lourdes y la íbamos acompañando nosotros, fuimos por parte del gobierno, íbamos en aviones presidenciales”.

Entre sus reconocimientos destaca uno que recibió el 31 de mayo de 1993, de la mano de Rubén Fuentes un violinista y compositor mexicano reconocido por sus aportes a la música del mariachi, tambièn recibió el título de “Hijo Ilustre de Ameca” con la medalla Mariano de la Bárcena en el año 2012.

Para 1985 por problemas de salud un doctor le recomendó alejarse del ajetreo de la Ciudad de Mèxico y comenzar en una provincia, de esa manera él y su familia llegaròn a vivir a Ameca, dejando atrás los reconocimientos y bellos recuerdos con el mariachi Nuevo Mèxico, volviò a empezar de cero haciendo lo que a él le gustaba, lo que él sabìa.

Al llegar a cuidar a sus padres a Ameca decidió unirse a un mariachi en Guadalajara de nombre “Los Tecolotes”, todos los días iba y regresaba, pero el traslado era cansado. Comenzó entonces con la idea de formar su propio mariachi, con él integró a todos los miembros de otro grupo musical llamado “Los Caporales”, lo recuerda de una manera chusca y con una sonrisa en su rostro: “le tuve que cambiar el nombre, el marichi este era muy famoso, de malos pues, tenìan la fama de ser los más malos y no tenían trabajo” .

Tras el cambio de nombre a Mariachi Nuevo Jalisco y mucho estudio musical, así como los arreglos de Fernando Aguirre, el grupo se elevó como la espuma y aquella mala fama de los malos Caporales, quedó en el olvido.

“Nos íbamos caminando de la plaza, nos juntabamos e íbamos a dar la vuelta, íbamos a la Campiña, de ahí al pescador, empezábamos hasta las dos caminando, le batallamos mucho, yo sufría más”.

El fundador del mariachi dice que para él fue muy difícil el comenzar de nuevo en un camino que ya había recorrido años atrás, recuerda que la gente no confiaba en ellos por la mala fama pero con mucho esfuerzo las cosas cambiaron: “ yo me iba caminando para la plaza y tenía una ahijada, bueno era conocida y me dijo miré no más como fue a caer tan bajo, pobrecito mire no más que bajo cayó, me dio risa y le dije la vida da muchas vueltas a veces estás en el suelo, pero fijate bien que se te grabe, que pase un año yo te voy a recordar dónde voy a estar, pasó el año, nos pusimos a estudiar diario con el mariachi, fuimos a un trabajo por el Mesón hicieron carne y nos contrataron, entramos con el son de la negra y la gente de Ameca se sorprendió, mariachi pues, bien vestidos bien charros ¿cómo? ¿de dónde vienen ? de aquí de Ameca”

Para el Mariachi Nuevo Jalisco es muy importante la presentación y la pulcritud, desde que comenzó y hasta la fecha la disciplina es fundamental en el proyecto así los expresó Jair : “tiene que haber disciplina si no hay orden no más no, a todos se les hace bonito, para estar aquí no se ocupa mucho respetar al compañero, al grupo, nada de que un día voy a llegar con otro botín o sin moño, una ocasión un compañero se le olvido el moño y dijo el moño no toca y mi papá le contestó, ni tu tampoco, estábamos en la Labor de Solis, le habló a su esposa para que se lo llevara, aquí no traer moño es como no traer instrumento no traer nada”.

Fernando explica el porqué es tan estricto y lo difícil que fue cuando dos elementos se separaron de la agrupación: “donde andaba hasta la manera de sentar era importante, estaba mal sentado el muchachito cuando ensayamos y yo me tire a tocar en el suelo, y ya le dije sientate bien, al ultimo se salieron pero porque se robo a una muchacha, pero no por cuestiones mías, yo nunca he corrido a nadie, se van, se salieron dos compañeros hace años y yo no conocía a su familia, me hablaba una señorita y me amenazaba, que porque corrí a su papá, yo no he corrido a nadie, el que se va es porque ya no anda agusto o no le conviene, me amenazaba y muy enojada la muchacha” .

El mariachi funciona como una familia Fernando Aguirre dice que él puso eso como regla, el elemento que se enfermara tambièn ganaba como si hubiera estado ahí, “porque nosotros no tenemos seguro social, ¿quièn nos jubila?, mi apuro es la enfermedad, si se enferman y es cabeza de familia que va a hacer, hay varios compañeros que ya fallecieron y se les ha ayudado”.

Su hijo Martín Jair Aguirre Vera nos comenta que en el caso de un compañero realizaron rifa para apoyarlo en gastos médicos, por desgracia el elemento falleció pero el dinero fue entregado a su viuda: “fue para las fiestas del señor grande en mayo, ocupaba dinero extra, le propuse a mis compañeros que hiciéramos dentro del marco de las fiestas una rifa de una hora de mariachi, la gente respondió muy bien, se juntaron 10 mil pesos, el falleció en el marco de la fiesta y a su viuda le entregamos el dinero”.

El Mariachi se presenta en ocasiones especiales donde puedan apoyar cobrando menos o haciendo tiempos extras para quien lo necesite, las presentaciones van desde fechas religiosas hasta tocar en asilos y en el Centro Integral de Justicia Regional Valles - Ameca mejor conocido como “la penal”.

Fernando Aguirre asegura que lo más bonito que le ha dejado la música es lo que ahora está viviendo, el reconocimiento: “ lo más bonito esto que estoy viviendo, mucha mucha gente me da mi lugar, ahorita que doy clases en la casa de la cultura, di clases en Guachinango y el que haya formado músicos que saben leer, no músicos líricos”.

Actualmente en el mariachi quedan cinco elementos del grupo inicial, Javier Mariscal, Victoriano Mariscal, Martín Aguirre Pinzón y Antonio Pinzón Patiño todos bajo la dirección de Fernando Aguirre Pinzón.

#MARIACHINUEVOJALISCO #FERNANDOPINZÓN

Entradas Recientes

Ver todo

LOS MÚSICOS AMEQUENSES A TRAVÉS DEL TIEMPO

Este 22 de noviembre se celebró el día del músico, y Ameca es un municipio donde han destacado diversas figuras dentro de este arte, por ello ha sido una fecha que no pasa desapercibida por la ciudada