• Orlando García

TRIGIO LÓPEZ SEDANO 42 AÑOS EN LA FOTOGRAFÍA


De padre y madre que se dedicaron a la fotografía, que anduvieron de fiesta en fiesta, que sonaban el llaverito, que te tomaban la foto y en minutitos te llevaban ya la fotografía impresa, Trigio López Sedano comenzó su trayectoria a los 6 años de edad. Fue el mayor de 7 hermanos que que nacieron en el matrimonio de Trigio López García, su padre que en paz descanse, y de María Isabel Solano, que aún vive. Trigio nació en Autlán de la Grana, pero fue en Ameca donde creció y donde comenzó su historia, al grado de saberse amequense y al lado de su Señor Grande de Ameca, como él lo refiere.

¿Cuál fue su motivación para comenzar en la fotografía?

Mira, pues más que motivación fue una gran necesidad, ya que en el tiempo que me tocó en mi familia pues había mucho trabajo, por lo tanto pues ya no se me permitió estudiar. Ahora sí que me colgaron la cámara.

¿Cuándo comenzó a trabajar como fotógrafo?

Yo tenía entendido, según mi memoria, que en 1977, pero el año pasado una persona que vino de Estados Unidos me hacía la pregunta y ella misma me sacó de dudas, que fue en 1975 a la edad de 6 años en que yo ya tomaba fotografías, con una persona que está de testigo con fotografías que yo le tomé en ese tiempo. Entonces ya tengo aproximadamente 42 años.

Tal vez sus vivencias en Ameca estén reflejadas en la fotografía, ¿qué es lo que prefiere fotografiar?

Me gusta mucho retratar paisajes, me gusta mucho plasmar la fe de nuestros amequenses, tanto en las procesiones, en las peregrinaciones, en los eventos religiosos, eso me encanta a mí, plasmar la fe de la gente.

¿Qué distingue su trabajo al de otros fotógrafos?

Nunca he reparado en esa pregunta, yo pienso que todos mis compañeros fotógrafos de aquí de Ameca o de cualquier parte siempre tienen su toque especial… []el de Trigio, ah caray, no, no me había puesto a pensar en ello. Fíjate que muchas personas me dicen que la fotografía de Trigio hace ver a un Ameca diferente.

¿Ha hecho algún curso de fotografía?

No, esto yo lo aprendí líricamente. Mi padre inició con esto, él era una persona muy ocupada y él tenía gustos muy diferentes, y no tenía mucho tiempo para explicarme el manejo de las cámaras, yo sobre la marcha lo fui descubriendo a base de golpes y caídas, ahora sí que echando a perder se enseñó uno. Ahora en la actualidad he tratado de no caer en lo mismo con mi hijo, he tratado de explicarle, transmitirle lo poco que yo sé, y más que nada lo hemos reforzado ahora gracias a la tecnología, pues podemos buscar información, buscar cualquier tutorial o algo por ahí en las redes, y gracias a eso hemos evolucionado pero no, no tengo ningún estudio.

A parte de la fotografía, ¿qué otras cosas hace o le gustan a Trigio?

Hace algunos años llegó una misión cultural aquí a ameca, y nos alistamos como alumnos, aprendimos el oficio de la panadería, la verdad no es muy de mi agrado porque yo tengo fobia a tener las manos llenas de algo [risas], pero sí sé hacer el oficio de la panadería. A parte me gusta el cine y la lectura. Cuando no estoy haciendo fotografía estoy leyendo, investigando, me gusta mucho investigar, tengo una página de internet en la cual tengo muchos personajes de aquí de Ameca, me gusta saber la historia, me gusta que otras gentes, las nuevas generaciones, sepan que aquí Ameca es un semillero de gente buena, de gente trabajadora, de gente con historia, y eso me gusta mucho, la investigación y la lectura de la historia de aquí de Ameca.

¿Cómo describiría usted a Trigio?

¡Muy buena pregunta! [risas] La verdad, que ahí sí necesitaría ayuda. Yo pienso que soy una persona tranquila, me gusta de repente cuando hay oportunidad prestar ayudar a quien lo necesita.

¿Nos podría contar alguna anécdota al practicar esto de la fotografía?

Hay un momento importante en lo familiar, chusco, fue a la salida de un circo, al cual asistimos , llevé a mis hijos que estaban pequeños los tres, iba mi esposa, iba un tío de mi esposa que en paz descanse, y yo llevaba mi cámara, como siempre, porque no sé el momento en el que la voy a necesitar, entonces siempre mi cámara va conmigo, saliendo del circo mis hijos me pidieron una fotografía con un elefante que estaba a espaldas de nosotros, y quizás yo ese día, no sé, se me fue, dice el dicho que al mejor cazador se le va la liebre, tomé la fotografía, pero como era fotografía análoga a los 8 días que revelamos la película pues nos dimos cuenta que todos salimos perfectamente bien… ¡menos el elefante! Porque el elefante nunca salió en la fotografía, ya que no plasmé los valores de la cámara necesarios para que el elefante saliera, pues nada más salió el primer plano y el elefante nunca salió. Y es algo que siempre sale a relucir cuando salen los momentos chuscos de mi trabajo.

La gente relaciona la fotografía en Ameca con Trigio, ¿cómo le gustaría que la gente le recordara?

Así, precisamente, tomando fotografías. Me da mucho gusto porque personas de edad avanzada me conocen, personas que recién van empezando su vida me conocen, acaba de pasar un grupito de niños y me hablan por mi nombre. Me he dado a conocer a base de mi trabajo, yo voy a las escuelas, voy a los kinders, voy a las primarias, voy a las secundarias, a la preparatoria, al CETIs, a la universidad, siempre con mi cámara, y sí hay personas estudiadas que me han dicho que sinónimo de fotógrafo es Trigio, por ahí ha habido obras de Teatro donde algún personaje ocupa el lugar de un fotógrafo y normalmente ese fotógrafo se llama Trigio, y de verdad yo le agradezco a Dios, a la vida, y a toda mi gente de Ameca ese reconocimiento que me dan, porque para mí es muy importante, saben que Trigio es su amigo, saben que Trigio está para servir a quien lo necesite, y así me gustaría que me recordaran, como Trigio el fotógrafo.


Entradas Recientes

Ver todo

LOS MÚSICOS AMEQUENSES A TRAVÉS DEL TIEMPO

Este 22 de noviembre se celebró el día del músico, y Ameca es un municipio donde han destacado diversas figuras dentro de este arte, por ello ha sido una fecha que no pasa desapercibida por la ciudada