• LIC. FRANCISCO MEJÍA MATA

LA HACIENDA DE LA ESPERANZA


LA NOTA HISTÓRICA

De las grandes extensiones de terrenos del Mayorazgo de Cañedo en el Valle de Ameca, una de las Haciendas que lo integraban era la de “Los Amiales”, que le fue asignada a Don Jesús Odilón Cañedo por su señor padre, Don Ignacio Eustaquio Cañedo, quien hasta 1876 fue el poseedor absoluto de los bienes que conformaban dicho mayorazgo, tanto en Ameca, Guadalajara y otros lugares.

A finales del siglo XIX, de las estancias de la Hacienda ya mencionada, Don Jesús Odilón escogió “La Esperanza”, ubicada al oriente de Ameca y junto al río del mismo nombre, donde mandó construir la casa principal y desde ella también administraba y vigilaba el buen funcionamiento de sus ya amplios negocios agrícolas y ganaderos, bastantes de ellos transportados por ferrocarril hasta la capital de nuestro Estado y otros mercados, ya que desde que se construyó esa vía de comunicación se contaba con la estación “Graneros”, en donde se embarcaban los productos de estos campos.

Como en todas las casas grandes de las Haciendas en México, el señor Cañedo, de su propio peculio, encargó la edificación de la Capilla familiar inmediata al palacete que compartía con su esposa, la señora María García Villaseñor, con quien había contraído matrimonio eclesiástico el día 15 de Agosto de 1887 en la ciudad de Guadalajara. El templo, hermoso monumento que fue dedicado a la Virgen María, es de singular arquitectura, que para su tiempo fue el único en su estilo bizantino, con planta octagonal de gruesas y sólidas columnas.

En el año de 1904 se colocó la primera piedra. A invitación de Don Jesús Odilón bendijo el acto el entonces Cura, Párroco de Ameca, el Licenciado José María Solano. El 1ro. de Mayo de 1906, ya concluído el Sagrado recinto, la ceremonia de dedicación estuvo a cargo del Arzobispo de Guadalajara, don Jesús Ortíz.

La tradición dice que años después se iniciaron los festejos religiosos por 15 días, probablemente para festejar el aniversario de la fecha en que contrajeron matrimonio los esposos Don Jesús Odilón y doña María, y como se sabe la fiesta inicia el día 1ro. de Agosto, culminando el día 15 del mismo mes que es la Asunción de la Virgen María a los Cielos. Desde hace unos años el día 31 de Julio es la entrada de la Cera al Templo, hoy Parroquia, y el día 16 de Agosto se realiza ya una tradicional charreada.

La tradición continúa a pesar de los vaivenes políticos y religiosos sufridos en otros tiempos; por daños de fenómenos naturales como temblores que han dañado su estructura, la comunidad católica de “La Esperanza” y autoridades civiles y culturales están unidas preservando el Templo y su festejo tradicional.

Fuentes:

Jorge Palomino y Cañedo. La casa y mayorazgo de Cañedo de la Nueva Galicia.

México D.f. 1947 p.p. 393 t 394

José Concepción Díaz. Ameca y sus costumbres en 1910. Edición particular del autor.

México 1963 p.p. 24