• DAVID URIBE

LA FILARMÓNICA DE JALISCO EN AMECA


El día de ayer, jueves 18 de Mayo, se llevó a cabo la presentación de la filarmónica de Jalisco en el templo de Santo Santiago Apóstol en punto de las 8:40pm, un concierto maravilloso por parte de los músicos, los cuales traían desde violines, chelos, flautas, trompetas, fagots, tambor, claves, etc., todo lo que una filarmónica profesional como la de Jalisco debe tener. Por parte del templo hubo accesibilidad y el presidente municipal agradeció el apoyo brindado al señor cura Salvador Ortega Bernal, quien también estuvo presente en la presentación.

Pero, ¿por qué vino la filarmónica? ¿Al templo? No es lo que piensan o parece, no era parte de las fiestas del Señor Grande, fue realmente una coincidencia que estuvieran un día antes de tan gran evento, lo cual “cayó como anillo al dedo”, así nos comenta la señora Lourdes Lozano, quien en un reportaje especial de las fiestas al Señor Grande nos dirá más detalles de las mismas. En realidad quien gestionó que la filarmónica venga a Ameca y en especial al templo de Santo Santiago Apóstol fue el Ayuntamiento, y no precisamente la dirección de cultura, sino el propio presidente municipal.

También me llevé una gran sorpresa al saber quién y porqué gestionó tan gran evento, la razón principal era agradecer al Señor Grande de Ameca todo lo que ha dado y protegido a los amequenses, que en mi humilde opinión me pareció buena la idea, lamentablemente no mucha gente es creyente católica o de la idea de asistir al templo, pero eso no limitó el querer escuchar a tan grandes músicos y deleitar el oído y el alma con piezas que te hacían vibrar los sentidos, puesto que me tocó ver a varias personas que no profesan la religión católica que con todo respeto se acercaron, estaban atentas y emocionadas escuchando.

Los muchachos de la orquesta de Ameca y los padres de familia de los mismos no podían faltar, los cuales expresaron con gran gusto la satisfacción que les da el tener y disfrutar de este tipo de espectáculos, “son muy bueno estos eventos pues a los jóvenes les puede dar herramientas para pensar en un futuro” nos comenta una persona asistente, “y que los niños que ahora empiezan se motiven e inspiren para ser mejores artistas”.

Lamentablemente no todo fue tan agradable, pues ocurrió un pequeño incidente, justo cuando el director de la filarmónica marcaba la entrada para un solo de violín, entra una persona al templo tocando la campana en señal que iba el santísimo, el director y los músicos reaccionaron y se notó su molestia, “se nota que no somos nada cultos y no tenemos respeto, ni idea del espectáculo y la calidad artistas que tenemos hoy”, comentó un asistente, a lo que otro respondió “somos respetuosos, pero estamos en un lugar sagrado y ellos deben entender”, fue un momento de tensión pero a la vez chusco, que muy profesionalmente el director y los músicos no lo tomaron a mal, pero sí les desconcertó pues nadie esperaba que pasara eso.

Al final el presidente agradeció al director de la filarmónica, el señor Enrique Radillo, al apoyo por parte de la Secretaría de Gobierno del Estado y a los asistentes, pero entre cada frase mencionaba la palabra “pueblo” y el gusto de que ellos vengan a realzar las bellas artes a nuestro “pueblo”, aquí surge una pregunta: El ser pueblo, ¿es porque no apreciamos las bellas artes, a nuestros artistas locales y no vamos a los eventos? O ¿por la ignorancia del gran talento amequense en cualquiera de las manifestaciones artísticas? ¿Tú qué opinas?